Bueno, otra recomendación más para nuestros amigos internautas. El nuevo peligro en los correos electrónicos no se llama spam ni virus, no satura nuestro disco duro ni lo borra, se llama phishing y amenaza a nuestros bolsillos. Se trata de una estafa que está triunfando en la Red y que llega hasta tu bandeja de entrada como si fueran comunicaciones de tu banco o de vendendores on line. Ha afectado ya a 3.000 usuarios, así que cuidado una vez más.
Lee toda la información en Periodista Digital

Share