Basta yaLa sinrazón o el simple desprecio a la mujer vuelven a la carga, cebándose en este caso en menores de edad. Realmente despreciable. El instituto madrileño Calderón de la Barca (Carabanchel) ha suspendido sus clases tras haber sido asesinada la pequeña Alba el pasado miércoles a manos de un desconocido, y apuñalada otra alumna, María del Pilar, por su ex novio cerca del centro. Todo en menos de 48 horas. Resulta alarmante que la locura que parece impregnar a un… ¿desalmado?, ¿enloquecido?, sector del género masculino se esté extendiendo también entre los jóvenes. Desesperanzador.
Lee la información en El Mundo

Share