Con el asesinato de un periodista sueco y otro argelino, el número de bajas entre los periodistas que cubren la guerra se eleva a 37. El precio de la información y otra muestra más de la sinrazón bélica.
Lo cuentan en Terra

Share