Grupo Interuniversitario de Opinión (*)

Vuelven a visitar Marruecos los representantes públicos que nos dirigen actualmente desde el gobierno autónomo, aún a sabiendas de lo que pasa con sus habitantes y sobre todo con la criminal represión que se aplica en el territorio invadido del Sahara Occidental a todo aquel que no apoye la pertenencia de este territorio al ”Gran Marruecos de la casa Real marroquí”. Sin ir más lejos, el 30 de abril acaba de ser torturado hasta morir el joven saharaui Chouihi Slimane.

Sería la cuarta visita institucional que se efectúa al país vecino, estamos seguros que el actual presidente, al igual que los anteriores saben esto y mucho más y aún así continúan en su programa. Suponemos que persisten en su viaje por aquello de cumplir el guión presidencial, porque a pesar que también saben que se asesina, se tortura, se desaparece, se chantajea, y se roba desde la monarquía al propio pueblo, a la vez se engaña a su población con falsas informaciones. Ejemplos de todo esto hay al día de hoy, y siguen viajando para ser recibidos por tan poco ilustres anfitriones.

¿Es que el presidente no tiene los pies en el suelo y sólo se deja aconsejar por una panda de interesados colaboracionistas que no le hacen llegar la opinión de la calle?, o ¿ya se han olvidado de IRAK-PP = a la calle?
Si, esos colaboracionistas de cuyos nombres no nos podemos olvidar, que comenten ilegalidades comprobadas y que no son procesados por la justicia ordinaria por cobardía política, ya sea en la Cámara de Comercio Oriental, ya sea en el Cabildo de Gran Canaria con la cancelación de ayudas a la formación de la población infantil de los campos de refugiados saharauis en el exterior. ¿O quizás se le olvido a Soria ofrecer nuestro sistema educativo e instalaciones, como sustituto de lo que él consideraba como lugar impropio para formar a estos niños?

Sabidas son también las consecuencias de visitar Marruecos… resultados… ninguno minimamente sobresaliente para nuestros pueblos. Por ejemplo, aún se esperan los resultados de las famosas Patrullas Conjuntas que el presidente decía que eran un “experimento”, solo falta saber cuanto tiempo más durara el” experimento” a pesar de constatar su fracaso , en el que se están violando las aguas Saharauis, para que se convenza de que son una medida hecha a los deseos de la ambigüedad Marroquí, nunca dicen que no, solo esperan a ver como te cansas de lo que propones y así, a dilatar mas aún el destino del pueblo Saharaui. Cómo es posible que tengamos por presidente a un tibio político y no se haya atrevido todavía a mejorar la visita de ZP al Sultán, y no salga de él visitar a nuestros hermanos Saharauis en los campos de refugiados, si…si… en Tinduf, o es que cree que nos hemos pasado calificándoles de hermanos, calificativo que no nos sale para con nuestros vecinos marroquíes…todavía… ¿a que se deberá?

En relación a todo esto, que dicen nuestros políticos del arco centro-Izquierda, como ellos mismos se autocalifican, sobre los derechos del pueblo Saharaui y a la vez visitar un país que se puede considerar una dictadura servil con el poder americano, con el francés o con el saudita, ¿puede un militante socialista estar de acuerdo con aquellos otros socioslistos que propugnan un Sahara Marroquí y no renunciar a su militancia por coherencia política? ¿Puede un socialista entrar en contradicción con su ideario y no estar a favor de la celebración de un Referéndum de Autodeterminación en el Sahara Occidental? ¿Puede un socialista coherente negar el derecho internacionalmente reconocido de los pueblos a su autodeterminación? ¿Puede un socialista no mostrar su cabreo con sus dirigentes de partido ante la ineptitud de sus dirigentes nacionales? ¿Puede un socialista pedir coherencia política para la salida de las tropas de Irak y no exigir la salida del Sahara de las tropas de nuestros “amigos” Marroquíes?

Ya sabemos de los impresentables que gestionan Coalición Canaria en algunas islas, pero si también tenemos que adaptarnos a la camaleónica actitud del gobierno socialista y sucursales, para lograr un “Gran Acuerdo” habiéndose logrado varios antes, sancionados por la ONU, se comprueba que tanto en el PP, como en el PSOE, como en CC, quedan aún viejos estafadores políticos, y a esos hay que desenmascararlos cuanto antes, por el bien de nuestra cultura política, la de todos.

Si nuestro presidente es capaz de ir a Marruecos para abrir nuevas expectativas comerciales y no es capaz de visitar al pueblo saharaui aún a sabiendas que no se podrá firmar ningún acuerdo comercial, es que el presidente de nuestra comunidad autónoma es un títere de los colaboracionistas, por lo que se le demanda una actitud comprometida con los desfavorecidos y con los que, por la fuerza, se les han usurpado sus derechos. Y si lo que le compromete son sus relaciones con la oligarquía del majzén, que son unos pocos señor presidente, esperemos que no firme ni nos comprometa en nada, porque ya nos dirá usted para que le sirve a nuestra gente y nuestra tierra, pues cumplen cuando les apetece…

(*) Grupo Interuniversitario de Opinión:

Manuel de Paz Sánchez (Universidad de la Laguna)
Sergio Ramírez Galindo (Universidad de las Palmas de Gran Canaria)
Carlos Ruiz de Miguel (Universidad de Santiago de Compostela)
Ricardo Aguasca Colomo (Universidad de Las Palmas de Gran Canaria)

Share