Una de las noticias que más he ha llamado la atención en el día de hoy (en realidad, más que noticia es un artículo de opinión) es la propuesta de James Lovelock en The Independent (recogida por Periodista Digital) en la que aboga por la energía nuclear como única forma de contrarrestar de forma inmediata el calentamiento global del planeta. En un artículo de corte apocalíptico, Lovelock, que se define como “ecologista”, defiende que las energías alternativas están aún en pañales y que para cuando puedan ofrecer a la civilización el volumen energético que precisa ya será demasiado tarde porque estaremos todos sumergidos bajo el mar o abrasados por las altas temperaturas. Lovelock ofrece algunos datos alarmantes sobre los efectos del calentamiento y considera que la solución no se debe dilatar más. En su opinión, los ecologistas deberían dejar de oponerse a la energía nuclear porqué ésta es la única vía para detener el desastre ecológico que se avecina. Esta postura es, cuanto menos, sorprendente, ya que hasta la fecha tenía la impresión de que la energía nuclear era también una poderaza amenaza para la humanidad. Sobre todo, después de la tragedia de Chernobyl. A ver si los ecologistas nos sacan de dudas.
El artículo lo tienes completo y en español en Periodista Digital

Share