Basta yaPues mal empezamos el veranito. La noticia es de ésas que te dejan helado por mucho que el termómetro marque 40 grados. No sólo se trata de un episodio más de esa lacra de violencia contra la mujer que nos atenaza, sino que tiene características de auténtico holocausto sexual: un energúmeno de 18 años ha acabado con la vida de su novia, una menor de 15 años, tras mantenerla secuestrada, torturarla y golpearla con todo tipo de objetos en la casa en que convivían juntos. ¿El motivo? oficialmente los celos. Al chico no le gustó nada, según su propia declaración, QUE LA JOVEN HUBIESE TENIDO NOVIOS ANTERIORMENTE.
En fin, la cosa se pone cada vez peor. La noticia la puedes leer, ver y escuchar en todos los medios, pero aquí te dejo este enlace de El Mundo y el blog de Jessica.

Share