Ni una más
Ocurrió la pasada noche en la localidad de Els Hostalets de Balenyà (Barcelona). Un sujeto, apodado El Pinocho, esperó a a que su ex mujer regresara en guagua de unas clases de autoescuela para apuñalarla hasta la muerte. Luego, se autolesionó con el mismo cuchillo. La pareja llevaba separada unos 10 días, después de que la mujer le comunicase que pensaba sacarse el carné de conducir y que iba a comenzar a trabajar en una residencia de ancianos. Por lo visto, estas dos decisiones le parecieron mucho al tal Pinocho, que no descansó hasta vengar el ‘ultraje’.
Puedes ampliar la noticia en El Mundo, El Confidencial, Libertad Digital y, por supuesto, en el blog de Jéssica.

Share