Mucha tinta, saliva, bytes y dinero se han gastado las compañías discográficas y productoras de software y DVD este año para tratar de transmitir a la sociedad que llevan las de ganar en su particular batalla contra el intercambio de archivos P2P en Internet. Sin embargo, la realidad es bien distinta. Según publica News.com, la descarga ilegal de archivos se ha duplicado en el último año, a pesar de las fuertes medidas coercitivas que gobiernos y empresas han ejercido y de las amenazas sobre el endurecimiento del control y las penas.
Según este medio, las pérdidas del sector ascienden a unos 10 millones de dólares al año, mientras que los usuarios del peer to peer no escatiman esfuerzos ni imaginación a la hora de buscar nuevas vías para hacerse con sus ansiados archivos. Un estudio de la firma BigChampagne asegura que el pasado mes de junio había disponible 1.000 millones de canciones en las redes P2P, mientras que hace un año eran 820 millones, lo que da una idea sobre de qué lado se está inclinando la balanza.

Para ampliar información puedes leer esta noticia en Libertad Digital.

Share