Este es otro de los pesos pesados dentro del panorama de los sistemas de publicación para blogs. De hecho, hasta hace bien poco era el preferido de los expertos y bloggers con denominación de origen. Sus enormes posibilidades de configuración y su relativa flexibilidad hicieron de MT una referencia ineludible, aunque algunas de las decisiones de la compañía en los últimos tiempos y la irrupción de nuevas herramientas y servicios le han hecho perder algo del carisma (y de los usuarios) que lo sustentaban.

Con todo, hay que decir que sigue siendo una de las primeras opciones en la blogosfera y son muchos los que se resisten a abandonarlo. Uno de sus principales inconvenientes es la complejidad en su proceso de instalación, que no está al alcance de cualquiera. Luego, casi todo son ventajas, siempre y cuando estés dispuesto a entregarte en cuerpo y alma a desentrañar sus entresijos. Recomendable cien por cien. Yo lo tengo instalado en mi hosting (después de numerosos intentos baldíos), aunque a decir verdad nunca he llegado a desarrollarlo ni a publicar con él (para cuando logré instalarlo ya sólo tenía ojos para el WordPress).

La última versión 3.0 admite cuatro categorías: la personal (gratis pero restringida a tres blogs… ¿alguien quiere más?); la comercial (ilimitado número de blogs, eso sí a una pasta que no veas); la educativa (para centros de enseñanza y similares, ilimitado también y algo más barata); y la no comercial (para organizaciones y comunidades sin ánimo de lucro, de carácter también ilimitado).

Para descargar la versión gratuita (personal) tienes que registrarte, lo puedes hacer aquí:

Registrarse a través de TypeKey

Una vez hecho el registro, te puedes identificar aquí:

Identificación y descarga

Y aquí tienes los archivos necesarios para traducirlo al español:

MT en español, por Eduardo Arcos Barredo

Share