Ni una más
La violencia de género vuelve al primer plano de la actualidad con dos nuevas agresiones mortales. La primera de ellas se produjo el pasado domingo en Santander, cuando un individuo de 40 años de edad disparó contra su ex mujer en presencia de su hija de 21 meses y dos sobrinas menores de edad. La víctima, E.C.Z., de 35 años, ingresó en el Hospital Marqués de Valdecilla con lesiones de carácter muy grave. Tenía una bala alojada en la zona occipital del cerebro. Su muerte ya ha sido confirmada.
Ni una más
La segunda ocurrió la pasada madrugada en Maspujols (Tarragona). Un anciano de 89 años y, según algunas fuentes aquejado de Alzheimer, acuchilló hasta la muerte a su esposa, de 88 años. El agresor se autolesionó posteriormente.

Para ampliar información: ABC, El Mundo, La Razón, La Vanguardia, El Periódico, Libertad Digital

Share