No se pierdan el artículo de José Cervera en el weblog que mantiene en El Mundo sobre el grado de influencia de la blogosfera en la decisión de El País de, primero, retirar la ya tristemente famosa publicidad Un día da para mucho (con una utilización lamentable de las imágenes de Manhattan antes y después del 11-S, para los más despistados), y segundo pedir perdón. Cervera tiene claro que el casoArcadi, permítanme la expresión, marcará un antes y un después en la historia de los medios de comunicación en nuestro país. El artículo no tiene desperdicio. Aquí les dejo un extracto:

“Los grandes medios de comunicación no son dados a retractarse o disculparse. Tampoco están acostumbrados a que la población civil les enmiende la plana en su propio trabajo. Pero esto es exactamente lo que ha ocurrido esta semana, y no hablamos solo del calvario de la CBS sobre los papeles de Bush. Un grupo de blogs en español han forzado a El País a pedir perdón por una campaña publicitaria por correo electrónico que algunas personas encontraron ofensiva. A partir de ahora, los medios ya lo saben: sus acciones están sometidas a severo escrutinio. Los periodistas, vigilantes de la sociedad, están vigilados a su vez por la blogosfera“.

Lo puedes leer completo en Retiario.

Share