Descubro en La Razón Digital el resultado de un estudio científico donde se afirma que las mujeres correrán más rápido que los hombres allá por el año 2156, es decir dentro de 152 años. La investigación, capitaneada por el epidemiólogo Andy Tatem y publicada en la revista Nature, se basa en la comparación de las marcas olímpicas de mujeres y hombres en las mismas pruebas deportivas durante el pasado siglo.

La tesis, como suele suceder en estos casos, cuenta ya con una fuerte contestación dentro del mundo científico. Pero resulta cuanto menos evocadora la imagen de unos Juegos Olímpicos en los que hombres y mujeres compitan codo con codo en las mismas disciplinas. Eso, creo, supondría un espaldarazo definitivo a la lucha por la igualdad de géneros y la puntilla al machismo. Claro está, sólo hasta que las mujeres comenzaran a superar a los varones en marcas, como vaticina el estudio. Entonces tendríamos que volver a dividir la competición en dos: mujeres rapidísimas y hombres no tanto. ¿Ciencia ficción o aviso a navegantes?

Share