¿Cabe algo?

Moonshadow lo puede decir más alto pero no más claro: Notre Films, la distribuidora en España del documental Super size me, en el que se muestran los desastrosos resultados que para la salud humana puede acarrear una alimentación basada en comida-basura (ya sabes de qué te hablo), denuncia las presiones de la multinacional McDonald’s para que el anuncio publicitario de la cinta no pueda emitirse en las cadenas de televisión españolas.

Era algo de lo que ya había advertido con anterioridad Morgan Spurlock, el director del documental. En una entrevista concedida al periódico El Mundo, Spurlock afirmaba textualmente que “McDonald’s está amenazando a todos los medios con retirarles la publicidad si hablan de la película”. Desde luego que la multinacional está en todo el derecho de defender sus intereses, pero igual nadie le ha advertido que ésta no es la vía adecuada. Es inmoral, antidemocrática, casi mafiosa y atenta abiertamente contra la libertad de expresión. Otra cosa sería que la reina de las hamburguesas se decidiera a realizar otro documental en el que describiera los maravillosos efectos de sus productos sobre la humanidad. Ahí poco o nada tendríamos que objetar. Aunque nos riéramos mucho.

Puedes ampliar información en Moonshadow y en Pirado IV.

Share