The Wall Street Journal Online (versión digital de The Wall Street Journal) se ha rendido ante los weblogs. El diario, cansado de que los bloggers no enlacen hacia sus páginas debido a su condición de pay per view (de pago, vamos), ha decidido abrir algunos de sus textos a los autores de bitácoras para que, de esta forma, sus contenidos puedan expandirse por la Red y, por ende, el diario vuelva a ocupar una plaza decente en los índices de audiencia en Internet.

De hecho, la intención de los responsables de la publicación va incluso más allá, pues anuncian que a partir del 8 de noviembre ofrecerán cinco días de libre acceso para el público en general, en un gesto que nos recuerda la reciente jornada de puertas abiertas de elpais.es y que, en definitiva, viene a dar la razón a quienes pensamos que la fórmula del pago por contenidos informativos no sólo va en contra de la filosofía de la Red, sino que, al enfrentarse a una legión de competidores que funcionan en abierto, acaba convirtiéndose en una ruina económica y en un serio obstáculo para la difusión de quellos medios que la utilizan.

Así, es fácil observar la tremenda penetración de medios digitales como elmundo.es o The New York Times Digital, frente a sus inmediatos competidores regionales, elpais.es y The Wall Street Journal Online, respectivamente. En lo que compete a la blogosfera, esta noticia revela una vez más la importancia que los medios tradicionales le dan a este nuevo fenómeno, aunque en la mayor parte de los casos intenten soslayarla o combatirla. En EEUU ya es patente. En España parece que cada vez más.

Actualización (26 oct-16.18 h.):
Artículo relacionado: El Journal se resfría, por Guillermo Rodríguez.

Share