La presencia de la blogosfera en la elecciones estadounidenses ha sido masiva, su capacidad de competir con los medios de comunicación tradicionales en primicias y audiencia parece también que manifiesta. La influencia de algunos de los weblogs más destacados ha sido tal que ha obligado a corregir las noticias vertidas en varios medios. La batalla entre los bloggers partidarios de Bush y los de Kerry, digna de las grandes campañas mediáticas. Por eso no es de extrañar que ya sean muchos los que estimen que estas elecciones suponen un antes y un después en el panorama de la comunicación del siglo XXI y que los weblogs, al menos en lo que a Estados Unidos se refiere, han dejado de ser una ave raris y accesoria para convertirse en una poderosa herramienta de información, en una máquina perfectamente diseñada para la comunicación directa sin intermediarios corporativos y para crear estados de opinión.

En este sentido, cabe destacar el dato ofrecido por Eva Domínguez en el artículo que, bajo el título de (E)lecciones, publica hoy en La Vanguardia Digital (suscripción gratuita). El blog Drudge Report (famoso por hostigar a Clinton en el caso Lewinsky) se aupó hasta la tercera posición en cuota de lectores según un estudio sobre las 10 webs informativas más visitadas en estos comicios, sólo superado por CNN.com y MSNBC.com. Otras bitácoras políticas muy populares, Wonkette y Daily Kos, también han logrado importantes picos de afluencia.

Reflejábamos hace unos días otra versión optimista sobre el futuro de la blogosfera, si bien desde el punto de vista del mercado, otro ámbito en el que las perspectivas (reiteramos, al menos en EEUU) se presentan bastante halagüeñas. El debate sigue estando ahí, y los hechos parecen confirmar cada vez más las opciones que aventuran una trascendete revolución tecnológico-mediático-comercial. Sinceramente, lo que más me interesa es la potencialidad democrática que encierra esta nueva herramienta, como descentralizadora de la información (hasta ahora en poder de unos pocos emporios) y como avenida multidireccional en el intercambio de ideas, opiniones, sensaciones, información y conocimiento. No se pierdan el artículo de Eva Domínguez, porque en él se incluyen algunas de las claves más sobresalientes de la discusión que se está produciendo en EEUU sobre el presente y futuro de la blogsphere. Algunos me dirán que no es extrapolable a la blogosfera hispana, pero también decían algo parecido hace años sobre el e-periodismo, el e-comercio y la e-publicidad y miren ya por dónde vamos.

Share