De vez en cuando la vida nos recuerda esa frágil levedad que nos identifica. Ya puede ser adiós, Prozac o carcinoma (uno de mi calle me ha dicho que tiene un amigo que dice conocer un tipo que un día fue feliz). La caída en la batalla, el agujero en la existencia. Llamémosle dolor, igual que llamamos alegría a la ceniza que se regenera. Dura balada de otoño per a un trobador. Fénix, pues, en el camino infinito del vuelo, así en la guerra como en los celos. Ícaro prudente bajo el sol del mañana. Renaces por las paredes y rebrotas por las esquinas. Al fin y al cabo se trata de llegar a viejo, digo yo, aunque a veces pueda sonarnos a loca utopía. Salud y ánimos, juglar. Hoy puede ser un gran día… démonos esa oportunidad.

Sinceramente tuyo, que tinguis un bon dia.

“El cantante Joan Manuel Serrat evoluciona favorablemente de la operación quirúrgica de cáncer de vejiga a la que fue sometido ayer en la clínica Quirón de Barcelona, según han informado fuentes hospitalarias”.

Share