Ya podemos ver películas en la cama, en el parque, en el bar, en el avión (si te dejan), en el baño, sin cables, sin cortes de luz… El repoductor PDiX-770 que acaba de lanzar Yamaha tiene el tamaño de un libro (20 cm. de largo x 15,3 cm. de alto x 2,7 cm. de profundidad) y pesa 800 gramos. Demasiada competencia para la literatura, quizá, pero dicen que eso es lo que activa la imaginación.

Pantalla TFT (con formato 16:9) de 1440 x 234 dpi de resolución. Batería de litio tiene con autonomía de hasta dos horas y media. Compatible con 12 formatos de audio y vídeo y acepta tanto imagen PAL como NTSC o AUTO. Es compatible con discos de 8 y 12 cm, que se insertan en una ranura lateral. Para viajes largos incluye un accesorio para colgarlo del asiento delantero del coche para que los pasajeros de la parte trasera vean cómodamente la película.

Características:

* Formatos compatibles: MPEG4 (AVI), JPEG, DVD, DVD+R, DVD+RW, DVD-R, DVD-RW, CD, SVCD, MP3, CD-R, CD-RW.
* Pantalla LCD a color de 7” 16:9
* Resolución de pantalla: 1440 x 234 dpi
* Compatible con discos de 8 y 12 cm
* Menú OSD en inglés, alemán , francés y español,
* Sistemas compatibles: PAL, NTSC y AUTO
* Conexión Mini-jack de audio y vídeo
* Tamaño: 20 cm de largo x 15.3 cm de alto x 2.7 cm de profundidad.
* Peso: 800gr

Contenido:

* Reproductor PDiX-770.
* Mando a distancia.
* Auriculares.
* Soporte que permite colgar el reproductor en el reposacabezas del asiento delantero del automóvil.
* Adaptador para el coche.
* Funda protectora y de transporte.
* Batería de lítio recargable.
* Cable AV.
* Adaptador de corriente.
* Manual de instrucciones.

El precio que he visto en Internet es de 352.59 euros, que tampoco es una salvajada. A ver si se lo pido a los Reyes o a los príncipes o algo.

Share