Vale, es pura especulación, una idea lanzada por Cormac O’Reilly pero recogida nada menos que por Dan Gillmor. El ejercicio de empresa-ficción nos aleja de la posibilidad de que sea la empresa china Lenovo la que se quede con los ordenadores de IBM y nos sitúa en un escenario en el que la compañía de la manzana irrumpiría abiertamente en el mercado de los PC, con lo cual supongo que a más de uno se le pondrían los pelos de punta.

O’Reilly no ofrece datos que avalen su teoría, más allá de algunas coincidencias: el hecho de que IBM esté desarrollando en la actualidad su chip PowerPC y de que los analistas financieros hayan duplicado recientemente sus estimación de las expectativas de precio de Apple.

Lo que sí está fuera de toda duda es su opinión de que la unión de los dos monstruos generaría un auténtico terremoto en el sector y que las repercusiones prácticas de tal fusión serían más que interesantes para la industria y para el usuario.

Share