Grupo Interuniversitario de Opinión (*)

Durante los pasados 26, 27 y 28 de noviembre se ha celebrado la XXX Conferencia Europea de coordinación de acciones y apoyo al Sahara Occidental EUCOCO2004, con la presencia del presidente de la RASD, que procedía de una entrevista mantenida con su homólogo del gobierno español. Asimismo también fue recibido por los presidentes de Castilla-León y Murcia. A esta conferencia, celebrada en la ciudad de Zaragoza, han asistido cuatrocientos delegados representantes de quince países decidiéndose, debido al alcance que están teniendo las convocatorias anuales, pasar a denominarse Conferencia Mundial para la próxima edición convocada en los territorios liberados en el Sahara Occidental, habiéndose renovado el compromiso contraído con el derecho del pueblo Saharaui a su libertad e independencia, dentro del marco del Plan de Paz de Naciones Unidas “Plan Baker” acordados por ambas partes, pero al cual Marruecos ha puesto nuevos obstáculos para su aplicación, estrategia ya vieja y conocida por las Naciones Unidas, contra la que poco o nada puede hacerse si no se la faculta para hacer cumplir la legalidad establecida para la cual fue creada.

Mientras en Canarias, el presidente del gobierno autónomo y su consejero Mauricio dicen que desde allí “Poco se puede hacer por el conflicto saharaui”. Todo ello en vísperas de una nueva visita “comercial” al reino de Marruecos, buscando ese negocio interesado, disfrazado de solidaridad y cooperación al desarrollo de nuestros países vecinos, ya que las “patrullas conjuntas” que han violado aguas Saharauis, han fracasado en su objetivo. Decíamos visitas “comerciales”, pero que realmente esconden una estrategia de colaboracionismo con el ocupante marroquí en el Sahara Occidental. Una muestra de ello es el anuncio hecho de aumentar o establecer nuevas líneas de comunicación tanto aéreas como marítimas con ciudades ocupadas en el Sahara Occidental, justificado, según ellos, por las demandas de los pasajeros y porque ya lo hacen otros países, (aunque estos rapiñen) que en lenguaje común significa mas dinero, independientemente de la situación que vive al día de hoy la población saharaui. Todo ello no es más que otro ejercicio de hipocresía política con la complicidad de determinados empresarios, que esconde una voracidad nada acorde con los sentimientos de la población canaria para con el pueblo saharaui, al margen de ese “Nuevo Talante” que difunde Zapatero en determinados asuntos, pero no para con el pueblo saharaui.

Y ese nuevo talante ha confluido con el deseo francés de acercamiento a las tesis de Mahamed seis, lo que demuestra una vez más la contradicción socialista con su ideario y que inevitablemente incluye el derecho a la autodeterminación de los pueblos.

Datos y hechos hay tantos, que cualquier intento de reconducir el derecho saharaui a su independencia significará una renuncia a lo que estamos consiguiendo en esta tierra en cuanto a la participación ciudadana en la decisiones políticas que nos atañen a todos, siendo de irresponsables dejar de lado la simpatía que siente el pueblo español y el canario en particular para con lo saharaui.

Se ha constatado internacionalmente la importancia de esta solidaridad y se han denunciado las acciones que desde el Gobierno Canario se hacen en el “sur de Marruecos” rapiñando las riquezas y necesidades de una población abandonada por su gobierno. La población marroquí desplazada en la zona ocupada supone casi el 65% del total. Es a esa en realidad a la que van dirigidas las acciones de este gobierno, porque lo que esta claro es que no es a la población saharaui a la que se podría beneficiar. De todo esto se encargan los marroquíes en complicidad con determinados empresarios y políticos canarios, como denunció en su momento un periódico Marroquí, refiriéndose a los “peajes” que sufren los empresarios de ambas orillas, y esto no es un proceso con bases sólidas y asentadas en el respeto a los recursos del territorio que pertenecen a sus legítimos habitantes. Nadie se opone a una cooperación al desarrollo con nuestros vecinos, pero estos han de ser transparentes y legales, y al día de hoy solo se intuye un tufillo a mercadeo oportunista y colaboracionismo.


(*) Grupo Interuniversitario de Opinión:

· Sergio Ramírez Galindo…………ULPGC
· Manuel de paz Sánchez………….ULL
· Ricardo aguasca colomo…………ULPGC
· Carlos Ruiz de Miguel…………….USC

Share