No me había percatado de la presencia del blogger Enrique Dans en la nómina de columnistas de Libertad Digital. Acabo de descubrir su cuarta columna en este diario y que su participación comenzó el pasado 26 de noviembre. En esta ocasión firma un excelente artículo sobre el nivel de surrealismo que envuelve a las patentes. Felicidades y éxitos, Enrique.

Share