Un geek chino ha decidido llamar a su hijo Puntocom, así como suena. Si fuera 28 de diciembre y no habláramos de China, podríamos pensar que se trata de una inocentada, pero nones, el bueno de Wang ha solicitado el nombre de Zhao.com para su bebé (nótese que en China el apellido precede al nombre). La policía se niega por el momento y le ha recomendado al padre un tratamiento a base de infusiones de cascarilla de arroz, pero éste sigue en sus trece.

No es el único. Otro chino intentó en octubre registrar a su hijo como @. Sin embargo, este mal no afecta sólo a los chinos, Linus Torvards, creador de Linux, añadió al nombre oficial de su hija Patricia el sufijo v.2.0. Y es que, por lo que parece, no son sólo los ordenadores los únicos susceptible de cuelgue.

Share