El monstruo

Samsung la tiene más grande, aunque cierto es que no más gorda, sino todo lo contrario. La compañía ha logrado fabricar el mayor televisor conocido hoy por hoy en el universo de la electrónica. Nada menos que un aparatito de plasma de 102 pulgadas (2,6 metros de ancho) que, en buena o mala lid (chi lo sa), dejó con los circuitos al aire a LG en la pasada CES, la mayor feria de electrónica de consumo del mundo, celebrada del 6 al 9 de enero en Las Vegas. LG pretendía romper la pana con un cacharrito de solo 1,8 metros de ancho. Criaturas.

Samsung se llevó nada menos que 12 premios en la citada feria, así que no es de extrañar que sus dirigentes vayan diciendo por ahí que aspiran a convertirse en “la Mercedes de la electrónica”. Supongo que se referirá a la prestigiosa marca de automóviles y no a otra que yo me conozco (Mercedes, Benz, que te voy a echar un Volvo). ¡Cómo estamos hoy!

Share