ABC (Abstain, Be faithful, use Condoms), ésta es la estrategia científica, respaldada por 150 experto de 36 países y promovida desde la revista The Lancet, para luchar contra el sida a la que, sorprendentemente, se suma ahora la Conferencia Episcopal Española, según ha confesado Juan Antonio Martínez Camino, secretario general y portavoz de los obispos. Y digo “sorprendentemente” porque, vamos a ver: lo de abstinencia y fidelidad, de toda la vida; pero el preservativo, ¿no era pecado cuasimortal?

Pues depende. He ahí la nueva doctrina episcopal revelada por Camino tras su reunión con Elena Salgado, ministra de Sanidad: el condón “tiene su contexto” en la prevención del sida… y nadita más, no se me vayan a vaciar las farmacias. Ni sífilis ni pasión, ea. El caracol avanza algo, y es de agradecer, en su desapasionada carrera por auparse al tren de la historia. A regañadientes, eso sí, pero con la sonrisa de oreja a oreja (sé de caracoles que las tienen).

Igual es que no se han leído la letra pequeña del ABC: “Continencia en los jóvenes, fidelidad de los adultos, preservativos si lo anterior no funciona, pero advirtiendo que pueden fallar”. ¿De verdad que acepta la Iglesia el uso de preservativos en un marco de incontinencia e infidelidad?

El propio Camino hace poco más de un mes (Libertad Digital):

“El portavoz de los obispos dijo que no está probado científicamente que el uso del preservativo impida el contagio de la enfermedad, tachó de irresponsabilidad a quienes “ponen en las manos” de un menor un condón diciéndole que es la manera de practicar el sexo seguro, y, aunque aceptó tras varias preguntas la teoría del “menor mal posible” para evitar riesgos, recalcó que “el preservativo no es igual a sexo seguro, sino menos inseguro”.

Padre Miguel Ángel Fuentes (¿Es obligatorio para el uso preservativo cuando uno de los esposos tiene sida?):

“Amar es querer el bien. Querer el bien implica renunciar a muchas cosas”.

Actualización (19 ene-14.49 h): El Vaticano, anoche mismo (vía Santificarnos vía XavMP) :

“El cardenal y presidente del Consejo Pontificio para la Familia, Alfonso López Trujillo, llamó en la noche del martes 18 al padre Juan Antonio Martínez Camino, portavoz de la Conferencia Episcopal Española, para exigirle una rectificación inmediata de sus declaraciones sobre el uso del condón para prevenir el sida. La mayor autoridad vaticana en materia de familia sufrió en su día una durísima campaña de la prensa anglosajona por recordar que la Iglesia no admite le preservativo y que, además, el virus del sida podía traspasar las paredes de los condones y comenzar a desarrollarse en personas que consideran estar a salvo de la enfermedad gracias al uso de profilácticos”.

Share