No se pierdan la versión cachonda del CSS Zen Garden, los estándares no están reñidos con el humor (vía David Martínez).

Share