Google lo niega, no quiere aclarar nada y tampoco da crédito a los rumores que recorren estos días la Red, pero todo parece indicar que, efectivamente, el gigante de los buscadores ha decidido abrir un nuevo frente de competencia con Microsoft, desarrollando un navegador, el GBrowser, que compita directamente con Internet Explorer.

Si bien ya se había venido hablando de la operación, dos acontecimientos recientes han vuelto a disparar las expectativas: los fichajes de dos importantes desarrolladores de Mozilla (compañía propietaria de Firefox, el más directo competidor en la actualidad del Explorer). Se trata de Ben Goodger y Darin Fisher, cabeza visible del programa de desarrollo de Firefox y responsable de los módulos de Cookie/Permissions, NetLib y Netscape Portable Runtime, respectivamente.

Estas incorporaciones se suman a otras no menos notables y sospechosas llevadas a cabo a finales del pasado año: Adam Bosworth y Joe Beda, ex componentes del equipo desarrollador del Explorer; y Joshua Bloch, proveniente del departamento de Java de Sun.

Vía Error 500 y elmundo.es.

Share