Ciertamente no es el terror el medio para combatir el terror. No lo es porque, frente al asesino, las únicas herramientas válidas son la Justicia, la razón, los valores democráticos y el respeto a los derechos humanos: el Estado de derecho en toda su amplitud, en todo su rigor también. Combatir la barbarie con la barbarie es sucumbir a la estrategia del enemigo, es perder la batalla incluso antes de iniciarla. Es pervertir lo que uno dice defender. Es transformarse en lo que uno dice rechazar. Es más que un error: es la madre de todos los errores.

“Una juez federal de EEUU dictamina que los tribunales militares de Guantánamo son inconstitucionales”.

Joyce Hens Green, magistrada de una corte del distrito de Columbia: “La guerra contra el terrorismo no puede invalidar la existencia de los derechos fundamentales, por los que la gente de este país han luchado y muerto durante más de 200 años».

El Supremo de EEUU ya había reconocido en junio del pasado año el derecho de los presuntos terroristas detenidos en Guantánamo a ser juzgados.

Más en La Razón.

Share