José Cervera:

“Si protegemos en exceso la producción actual de cultura corremos el riesgo de matar la producción de cultura posterior. Es como comerse las semillas de la futura cosecha; sacia el hambre, pero mata el futuro. Es por eso que los derechos del consumidor son tan importantes en este campo, y no sólo porque hablemos de una transacción comercial cada vez más injusta. Es lógico que las asociaciones gremiales y la industria defiendan a capa y espada sus intereses, pero alguien debiera defender el interés general de la cultura y a sus consumidores. Y si no es el ministerio de Cultura, ¿quien lo hará?

¿Quién salvará a la Cultura de sus defensores? “.

Más en Retiario.

Share