Bill Gates ha anunciado el lanzamiento a mediados de año (en un par de meses) de una nueva versión de Internet Explorer, la 7.0 (más segura, dicen), para frenar el espectacular crecimiento de Firefox como opción alternativa para navegar por la Red. Es precisamente este éxito del cada vez más popular navegador de Mozilla el que ha obligado a Microsoft a adelantar sus planes, ya que la actualización del Explorer estaba prevista en principio para después de la comercialización de su nuevo sistema operativo, Longhorn, anunciada para mediados de 2006.

La versión oficial asegura que el adelanto se debe a un empeño por acabar con los agujeros críticos de la actual versión:

“Navegar por Internet es definitivamente un punto vulnerable”.

Palabrita del niño Bill.

Más en Infobae.

Share