No, no se trata de una nueva película de acción del hipermusculado gobernador de California… ¿o sí?:

“El gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, ha anunciado que pretende prohibir la venta de comida basura en las escuelas de su estado y rellenar las máquinas expendedoras de alimentos con frutas, verduras y leche”.

Lo cierto es que me parece el guión más interesante de toda su carrera (bueno, vale, después de Terminator).

Más en elmundo.es.

Share