Etiqueta-panfleto

Es, ciertamente, el de las etiquetas de productos de consumo un universo inexplorado y, desde luego, rico en matices . Me ha bastado este descubrimiento publicado en Rebelion y recogido por La mosca de Venus para iniciar un recorrido por la Red a la caza y captura de rarezas de marca. No de podido encontrar más referencias políticas, pero en lo que a instrucciones de uso se refiere, ahí te va un buen puñado de consejos y advertencias digno de la mejor antología del disparate:

Secador de pelo Sears: “No usar mientras se duerme”.

Bolsa de Fritos: “¡Puedes resultar ganador! No se requiere ninguna compra. Detalles en el interior”

Jabón Dial: “Utilizar como jabón normal”.

Comidas congeladas Swan: “Sugerencia para servir: Descongelar primero”.

Gorro de ducha en baño de hotel: “Vale para una cabeza”.

Postre de tiramisú Tesco (impreso en la base de la caja): “No voltear el envase”

Pudding de Marks & Spencer: “El producto estará caliente después de calentarlo”.

Plancha Rowenta: “No planchar la ropa sobre el cuerpo”.

Medicamento infantil Boot contra el catarro: “No conduzca coches ni opere maquinaria después de usar este medicamento”.

Pastillas para dormir Nytol: “Aviso: puede causar somnolencia”.

Luces de Navidad made in China: “Sólo para usar en el interior o en el exterior”.

Cacahuetes Sainsbury: “Aviso: contiene cacahuetes”.

Frutos secos de American Airlines: “Instrucciones: abrir el paquete, comer los frutos secos”.

Sierra eléctrica sueca: “No intente detener la sierra con las manos o los genitales”.

Disfraz infantil de Supermán: “El llevar este disfraz no te proporciona la capacidad de volar”.

Si descubres alguna más, compártela en los comentarios.

Share