Think!

Los responsables de ThinkSecret, uno de los blogs denunciados por Apple por difusión de secreto empresarial, deben pertenecer a la categoría de aquellos que piensan que es posible perder una batalla, pero que esto no supone perder la guerra. Así, el mismo día en que el juez James Kleinberg determinaba que las bitácoras denunciadas por la compañía están en la obligación de revelar sus fuentes, volvía a la carga con el anuncio de las salidas inminentes del nuevo sistema operativo de Apple, el Mac OS X 10.4 Tiger, y de una una nueva versión de QuickTime, previstas para el próximo 1 de abril.

Suena a reto, y así lo entiende también Dan Gillmor, quien se hace eco de la noticia en su weblog. Por cierto, que bien o algo falla en las secciones de Tribunales de los medios que han seguido el juicio de Apple contra la blogosfera, o bien se ha hecho una interpretación interesada del dictamen de Kleinberg, ya que, como bien he tenido la ocasión de analizar en Apple transforma a los bloggers en periodistas (¡ay!), titulares como:

Los bloggers no están protegidos por la ley que permite a los periodistas no revelar sus fuentes

son del todo inexactos o están, como mínimo, desfasados, ya que, si bien se atienen a las conclusiones de la vista preliminar del 5 de marzo, no recogen la importante modificación de la sentencia incluida por el juez el 11 de marzo, es decir que tanto bloggers como periodistas están en la obligación de revelar sus fuentes en casos de divulgación de secreto empresarial. Es decir, que ni bloggers ni periodistas están protegidos ya en EEUU por tal ley. Es decir, que bloggers y periodistas han sido metidos en el mismo saco y para lo peor. Es decir, que se sepa.

Share