Muchos de ustedes habrán notado que durante el día de hoy ha sido casi imposible acceder a la bitácora. Su carga era muy lenta y durante prolongados períodos de tiempo, imposible. Es algo que ya me ocurría con el anterior hosting sin que llegase a saber nunca la causa de tales problemas. Pensé en alguna mala configuración de mi código, en un mal estado del servidor… y también en un ataque, aunque esto ya me parecía algo más de neura-ficción.

Bien, pues hoy, gracias al excelente servicio técnico de mi nuevo servicio de alojamiento (¡vota Hostgo!) he descubierto que mis sospechas no eran del todo infundadas. Efectivamente, estoy recibiendo un tipo de ataque denominado DOS attack, que consiste en hacer miles de peticiones a una página web para saturarla y provocar su caída:

“A DOS attack is when someone makes thousands of fake web requests to a web site. The web server tries to handle each request, in doing so causes the entire server to become overloaded and crash.

You don’t need to worry about DOS attacks, since there is nothing you can do to prevent them”.

Afortunadamente, la gente de Hostgo ha estado rápida en la defensa y contraataque, y han logrado solucionar el problema, al menos momentáneamente.

Mis primeras sospechas recaen en los spammers, aunque tampoco descarto que tal actividad psicótica se deba a algún graciosillo que no tenga nada mejor que hacer o que ofrecer. La investigación está en marcha.

Share