El sueño

La fiebre urbano-turística que viven los Emiratos Árabes ha entrado en fase crítica al menos en Dubai, con una serie de proyectos que trasladan al mar la especulación urbanística y que tienen como principal punto de referencia la colonización del Golfo Pérsico mediante la construcción de una serie de archipiélagos artificiales diseñados para satisfacer el primitivo anhelo humano de un paraíso en la Tierra. Un sueño de muchos que, lógicamente, sólo estará al alcance de unos pocos.

El plan más ambicioso es el bautizado como The World, una reproducción más o menos exacta del globo terráqueo formada por 300 ínsulas de distinta extensión, cuyos precios van de los 5 a los 29,7 millones de euros, y que ya se pueden reservar en Internet a través de la página de Nakheel, la empresa que promueve el proyecto.

El prototipo

La actuación, iniciada en 2003, se encuentra ya algo más que avanzada, de tal forma que la constructora especializada Van Oord no duda que esté concluida antes de finde año.

En estas islas, cada propietario podrá hace de su capa un sayo y destinarlas a lo que le parezca más conveniente: campos de golf, mansiones, hoteles, centros comerciales, parques temáticos o de atracciones, restaurantes, apartamentos…

En este mundo virtual, tendrán representación prácticamente todos los países del planeta, con llamativas excepciones: Israel, los territorios palestinos, Bélgica, Portugal, Túnez o México (aunque, curiosamente, sí hay una isla denominada Acapulco). España ocupa una ínsula (¿será ésta la que demandara Sancho Panza?) de 4,5 hectáreas que, según los expertos, irá destinada a campo de golf.

The World

Por lo pronto, el invento está ocasionando daños irreparables al medio ambiente, de por sí ya bastante degradado, principalmente en lo que a las colonias de corales se refiere. Tal como publica la web bajoelagua:

“Con la primera etapa del proyecto The Palm a un año de su finalización, el trabajo de construcción está creando estragos. La vida marina ha desaparecido, las corrientes se han alterado y las playas están erosionadas, y el fondo del mar circundante varias millas alrededor se ha convertido en un desierto sin vida cubierto con una capa gruesa de lodo.

Los buceadores locales dicen que los arrecifes de coral y las ostras se han enterrado bajo millones de toneladas de arena y de rocas que pesaban hasta seis toneladas cada una. Las tortugas y el pescado ya son escasos.

Alarmantemente, The Palm es solamente el comienzo y el enorme éxito con famosos compradores británicos nos hace pensar en algo peor. Se espera que mil buceadores al día sean atraídos a un parque temático con pecios de barcos, aviones y reconstrucciones subacuáticas de las pirámides y del Coliseum.

Joe Valencic, consultor subacuático del proyecto, dice que los daños ambientales podrán ser reparados cultivando corales.”

Y no es el único invento en la zona. Echen un vistazo a este otro archipiélago artificial frente a la misma costa de Dubai: The Palm, Jumeirah y The Palm, Jebal Ali.

La Palmera

Dicen que el Beckham ya ha reservado su parcela en esta enorme palmera. Yo prefiero The World, pero aún dudo qué continente. Por dinero, que no sea. ¿Ustedes que me recomiendan?

Actualización (04 abr-17.13 h): En la página oficial de The World te puedes descargar la información de cada isla-país en formato PDF (vía Boing Boing).

Por ejemplo: España.

Share