Son varias fuentes ya las que inciden en la misma inquietud: el Consejo de Supervisores de San Francisco (EEUU) anuncia que prepara una ordenanza para regular la actividad blogosférica:

“Just when you thought the Federal Election Commission had it out for the blogosphere, the San Francisco Board of Supervisors took it up a notch and announced yesterday that it will soon vote on a city ordinance that would require local bloggers to register with the city Ethics Commission and report all blog-related costs that exceed $1,000 in the aggregate”.

Entre otros aspectos inquietantes de este proyecto cabe señalar que los autores de bitácoras deberán registrarse en el Comité de Ética y dar cuenta de todos aquellos gastos relacionados con su actividad blogosférica que superen los 1.000 dólares.

Los blogs que hagan mención a cualquier candidato para las elecciones locales deberán pagar una cuota de 500 dólares y estarán sujetos a una auditoría sobre el tráfico de su web.

Y la verdad es que a uno le da la impresión de que esto es un fragmento de alguna novela surrealista. Pero es cierto cierto cierto.

Actualización (05 abr-19.56 h):
El blogger Chris Nolan postea en directo desde la reunión de la Comisión de Supervisores para que no perdamos detalle de lo que allí se dirima (vía Dan Gillmor).

Share