La periodista Arianna Huffington, famosa por su participación en las elecciones que lanzaron a Arnold Schwarzenegger como gobernador de California, ha puesto en marcha una iniciativa novedosa en la blogosfera que habrá que seguir muy de cerca: se trata de una bitácora colectiva protagonizada por famosos de distintos sectores: periodistas, actores, políticos, deportistas… Casi como una gran revista interactiva que ya ha despertado pasiones, tanto a favor como en contra.

El invento se denomina The Huffington Post e iniciará su andadura, tal y como aparece en su página provisional, el próximo 9 de mayo. Entre sus blogueros se encuentra gente como Diane Keaton, Warren Beatty, el novelista Normal Mailer o el periodista Walter Cronkite, todos ellos metidos de lleno o cercanos ya a la tercera edad.

Hay quienes ven en esta iniciativa un intento oportunista de convertir la blogosfera en espacio acotado para personas relevantes, es decir pervertir uno de los factores que más se dan por bueno en esto de los weblogs: la diversidad y la posibilidad de dar voz a la gente de a pie, al ciudadano anónimo. Hay quien lo ve como un frente competitivo que nace para frenar la popularidad de Drudge Report, la página que destapó el escándalo de Monica Lewinsky. Hay quien considera que se trata simplemente de una nueva vía dentro del cada vez más poliédrico rompecabezas blogosférico. Y hay, quizá con el criterio más acertado, quien estima que se trata, ni más ni menos, que de una nueva aventura comercial de esas que tanto comienzan a proliferar en la blogocosa y que, para muchos, supone el auténtico futuro del bitacoreo internacional.

Veremos en qué acaba todo esto (el blog y la blogosfera). Más en elmundo.es.

Share