Escrito está que Ratzinger no se parece a nadie: lo vi en Escolar y casi me parto en El Palimpsesto.

Share