El código

“Un extraordinario legado de Leonardo da Vinci guarda la llave de un secreto tan devastador que el Vaticano evitará por todos los medios que llegue a trascender algún día. El secreto está contenido el Código Da Vinci, una colección de sus obras artísticas y escrituras. La búsqueda del secreto provoca la muerte de numerosos expertos de DaVinci en el mundo entero, asesinados por una hermandad misteriosa de monjes ultraconservadores católicos que remontan su linaje al vicario original de Cristo, San Pedro”.

¿Les suena de algo? Bien, pues no se trata de la introducción al archiconocido y supermillonario en ventas El Código Da Vinci, de Dan Brown, sino de la sinopsis de El legado de Da Vinci, una obra publicada en 1983 (20 años antes de la aparición del best seller) por el escritor y blogger californiano Lewis Perdue, quien acusa a Brown, y parece que no sin razón, de plagio.

Son tantas las coincidencias y los detalles concretos que se repiten en ambos libros, que uno no puede dejar de albergar la sospecha. Como bien refleja Adair Lara en su artículo de San Francisco Chronicle:

“Ésta es la historia de dos novelas:

En una, el héroe y la heroína luchan contra hermandades secretas y emisarios del Vaticano a través de Europa para encontrar un secreto que destruirá el cristianismo. Da Vinci es la clave del argumento como soporte de la idea de que la mujer jugó un importante papel en el primer cristianismo, papel que fue posteriormente suprimido.

En la otra, publicada 20 años después, el héroe y la heroína luchan contra hermandades secretas y emisarios del Vaticano a través de Europa para encontrar un secreto que destruirá el cristianismo. Da Vinci es la clave del argumento como soporte de la idea de que la mujer jugó un importante papel en el primer cristianismo, papel que fue posteriormente suprimido”.

El código

Pardue ha emprendido una batalla legal que, curiosamente, ha sido silenciada en la mayoría de los medios de comunicación y ha habilitado un blog para defender la autoría de su idea original e ir dando cuenta de las novedades en su pugna jurídica. Pardue afirma que El Código Da Vinci no está basado solamente en El legado Da Vinci, sino en otra obra suya, La hija de Dios, también publicada en 2000, en la que novela la lucha del Vaticano por impedir que se desvele el secreto de Sophia, la Mesías femenina. Según he podido saber a través de las referencias a Pardue en la Red, no estamos ante un pobre desconocido y oportunista que intenta robar un trozo de la tarta del éxito de Brown, sino ante un escritor serio, con un gran bagaje literario a sus espaldas (más de 16 obras editadas) y reconocido en el mundo editorial.

El caso augura cuanto menos, una nueva y sonada polémica.

Enlaces relacionados:

The Da Vinci Crock, el blog de Pardue
Lewis Pardue, página oficial literaria
Random House Lawsuit Resources Page, página de su batalla legal
– ‘Da Vinci’ called heavy lifter, artículo en The New York Post
One ‘Da Vinci’ has sold millions, the other is little known. Lewis Perdue alleges the popular novel has his book to thank, artículo en San Francisco Chronicle
Da Vinci crock, artículo en Dvorak Uncensored

Actualización (06 may-01.27 h.): Lewis Perdue ha trasladado su blog. Ahora se llama Writopia.

Share