Ella

Me deja un comentario dos comentarios como para llamar la atención, como quien deja caer un libro cuando pasa a tu lado. No tiene nombre, pero firma como La Más guapa o La Miss (Intelijente), de lo que deduzco que tampoco tiene abuela. Asegura ser miss o, cuanto menos, haberlo intentado. Está cosechando un gran éxito de audiencia, pues su historia está tan bien urdida y presentada que llega a rozar lo coherente. Escribe como puede, en un estilo de miss impecable con ínfulas de cajera.

Me recuerda a Casciari, aunque tampoco descarto que se trate de un alumno o alumna aventajado-ada. Todo un missterio. No lo pienses más, sumérgete en el Diario de una Miss y flipa en colores, rosa mayormente. Simple, excesiva y parvularia, pero casi divertida (a las feministas no les va a hacer ninguna gracia; y a las misses, también).

Share