Si es que los tiempos cambian una barbaridad. Basta aplicar un poquito de talante para que los conceptos den un giro de 180 grados. Ejemplos: tregua y negociación. ¿Qué se pensaba el PP, que tregua era sinónimo de paz transitoria y acordada? ¿Que negociación era ponerse a debatir sosegadamente con el enemigo? Eso sería antes de que el PSOE llegara al poder. Ahora, todo es posible. Este ZP es un profeta. Y algunos le tildaban de tonto. Ja.

Share