La ministra Carmen Calvo ha estado hoy chateando con los lectores de elmundo.es. Aquí va una perla:

17. Gracias a los programas P2P he descubierto mucha música que de otra forma ni hubiese llegado a conocer. Si me bajo una canción para uso privado en mi reproductor doméstico, y por supuesto, sin ánimo de lucro, ¿estoy cometiendo delito alguno? No olvidemos que la cultura es de todos.

No pienso que haya que desaprovechar en absoluto y dentro de la legalidad, todas las posibilidades que las nuevas tecnologías nos dan, y en especial de la música. Lo que ocurre es que en este momento estamos en una trasición de lo nuevo y lo viejo. Y hay qye hacer un esfuerzo para adaptarnos disfrutando de la libertad que nos permite otros formatos pero procurando que los derechos de creación de la cultura no se desvanezcan. De lo contrario, muchos ciudadanos no podrán ser creadores y no podrán vivir de sus creaciones. Como todo lo verdaderamente importante está en el equilibrio del derecho a obtener la cultura como un bien necesario de la vida y respetar también los circuitos económicos legítimos en la que existe.

¿De verdad cree la ministra que el libre intercambio de cultura en la Red impide que muchos ciudadanos puedan ser creadores o vivir de sus creaciones? ¿No es más bien todo lo contrario?

Pero hay más.

Share