El orden de los factores...

Bueno, bueno, bueno, vamos por partes. Víctor publica un interesante artículo en el que da cuenta de una información aparecida en Terra: MSN España cuenta ya con millón de blogs, un dato que valida las investigaciones sobre MSN Spaces que realiza el equipo del Blogómetro (en apenas una semana ya ha certificado la existencia de 16.000 bitácoras en el sistema de publicación de Microsoft) y que supone un salto cualitativo (e intrínsicamente cuantitativo) en el hasta ahora poco fértil campo de la estadística global de la blogosfera hispana.

Según la información de Terra:

“Las mismas fuentes explican que de los mercados en los que está presente MSN Spaces, España es el país donde los usuarios se muestran más activos, con mayor número de visitas al servicio que en cualquier otro país.

España es también el tercer país de este servicio MSN por número de usuarios, superado sólo por Estados Unidos con más de 2,5 millones de usuarios, y Reino Unido, que cuenta con algo menos de 1,5 millones,MSN Spaces cuenta con más de 15 millones de personas en todo el mundo tienen con su blog”.

Unos datos que hay que tomar con ciertas precauciones: primero, porque la información proviene del propio equipo de MSN; y segundo, porque, en el caso de MSN Spaces (Bloguilandia, para los amigos), hablar de blogs resulta un tanto atrevido.

Sobre el primer aspecto, es decir el número de bitácoras, hay que reseñar que muy probablemente MSN haya incluido todas las que se han dado de alta, sin tener en cuenta las que funcionan realmente. Pero, bueno, esto es algo muy común en todos los informes de este tipo, pasa lo mismo cuando hablamos de Blogger e incluso de Technorati. Y si vale para unos, también debe valer para los otros. Además, ese mismo criterio se habrá utilizado para la relación de bitácoras estadounidenses e inglesas, por lo cual el valor proporcional de MSN España en el conjunto sería básicamente el mismo.

El segundo factor es más delicado, tanto en cuanto siempre he renegado de Bloguilandia como auténtica plataforma de bitácoras, por dos motivos fundamentales: porque la gran mayoría de sus miembros permanecen ajenos a la conversación (interactúan, se relacionan e intervienen muy poco con la blogosfera) y porque Microsoft impone una clara censura a sus usuarios, lo que atenta contra uno de los principios básicos de todo weblog que se precie, la libertad absoluta del autor (y la responsabilidad que esto conlleva). Esto de forma objetiva, porque de forma subjetiva ya he expresado en alguna ocasión que Bloguilandia, el grueso de sus bitácoras, se me antojan meras extensiones del IRC o de la mensajería instantánea de Messenger. Pero esto último puede que no sea, probablemente, más que objeciones ideológicas de un blogger excesivamente tisquimisquis como el que les escribe.

Lo cierto, y a lo que me atengo en aras de la objetividad, es que cada cual puede hacer de su blog un sayo, y que los datos que aportan MSN y el Blogómetro sitúan a la blogosfera española en los primeros puestos de la comunidad internacional. Estoy convencido de que si añadimos el resto de sistemas de publicación (Blogalia, Blogia, Bitacorae, Blogger, Typepad, Movable Type, WordPres…) el resultado podría ser escandaloso. Y, si a esto le sumamos el resto de la blogosfera hispana, quizás estaríamos hablando de un latin-blogger power en la cresta de la ola del movimiento blogger internacional. Es sólo una percepción con base en los datos aportados, pero habrá que esperar a que nuestros especialistas concluyan su trabajo.

Por lo pronto, podemos tener claro que la pregunta sobre cuántas bitácoras conforman la blogosfera hispana, se ha convertido ya, tras la información ofrecida por Terra, en la pregunta del millón (y quién sabe si dentro de muy poco incluso en la de los dos millones… o más).

Actualización (30 jun-17.40 h): Evidentemente, hablo de España porque la nota informativa de MSN sólo reseña este país, aunque creo que deberíamos estar hablando de blogosfera hispana, en su conjunto, ya que MSN España alberga blogs de todo el ámbito hispanoparlante.

Share