La cosa

No sé si habrán leído u oído algo sobre una cosilla llamada GoogleTalk. Je. En estas últimas 48 horas ha sido la auténtica comidilla de la blogosfera y de la no blogosfera también. El lanzamieto del servicio de mensajería instantánea de Google ha levantado pasiones, a favor, en contra y en medio, y ha desorbitado el interés del internauta de a pie por las cuentas de correo Gmail, requisito indispensable para poder chatear vía Google Talk.

Y no hablo de estadística ni de informacionies oficiales, hablo de mí mismo que, si ya me veía apurado para satisfacer el volumen regular de peticiones de cuentas, desde que salió el GoogleTalk éste de marras voy asfixiado. Prácticamente se ha cuadruplicado la cantidad de peticiones a través del correo. En estos días he entregado ya unas 150 y aún tengo cerca de otras 100 esperando… y subiendo, que diría un piloto horrorizado. Para colmo, Google ha ralentizado su envío de invitaciones, con lo que ando mordiéndome las uñas, porque uno quiere… pero a veces no puede.

Mientras me llegan, les invito a pasar el rato leyendo los trucos recopilados por Dirson y también por Genbeta.

Actualización (06 mar-01.06 h): Si alguien busca invitaciones, por favor lean este post.

Share