Como les comentaba a principios de mes, hoy, 31 de agosto, se celebra el Día del Blog (Blog Day) y, a propuesta de Niro, se pide que cada blogger enumere cinco bitácoras que le parezcan interesantes, a poder ser desconocidas y ajenas a la temática y el círculo en el que normalmente se mueve tu blog.

Como la idea me parece bonita, y además es gratis, paso a relatar cinco de mis bitácoras favoritas:

La Pizarra es el espacio lanzaroteño de Jorge Marsá, de vocación claramente política, pero con un estilo impecable, tanto en el fondo como en la forma. Sin caer en demagogia ni desequilibrios absurdos. Reflexionada.

Asakhira me parece distinta y brillante. La bitácora de Patricia Arévalo es un río por el que fluyen las almas de los posts desbocados. Pura poesía y experimentación en carne viva.

– Fernando Polo ha hecho de Abladías una plaza fuerte: inteligencia e imaginación se unen en un cóctel informativo-opinativo de muy altos vuelos.

– Y ahora dos grupos: la pareja formada por La belleza del desencanto (Jean Bedel) y El mundo está loco (Morri), auténticas delicatessen en lo que a blogs personales se refiere: divertidos, currados, rales como la vida misma y alejados de la ñoñería que a veces invade el panorama personal en la blogosfera.

– Y un grupo de bitácoras jóvenes que he descubierto a través de los comentarios: No tengo palabras (IHQ), eScriptorium (Arnau), Show (Jordi) y hmmm (Javi Moya): savia nueva con imaginación, talento y muchas ganas.

Vale, sé que son más de cinco, pero sólo hay un Blog Day 2005 y aún se me queda mucha gente fuera.

Share