Gonzalo Sellers:

“Todo ocurrió la noche del pasado domingo. Amparo Iglesias y su familia dormían en la planta superior de su residencia de Hinojedo (Suances) mientras abajo, en el jardín, Bambi y tres de sus enanitos fueron arrancados de los pedestales e introducidos en un vehículo desconocido. Sus dueños no dudaron ni un instante de que se trataba de un secuestro: «Hasta las doce de la noche todo estuvo tranquilo. A la mañana siguiente me levanté a pasear al perro y ya no estaban», recuerda Amparo.

Tras 24 horas de tensa espera, esta mujer se acercó ayer al cuartel de la Guardia Civil para denunciar su desaparición, aunque todas las pistas apuntan a un único sospechoso: el Frente Nacional para la Liberación de los Enanos de Jardín (FNLEJ)”.

(Más en El Diario Montañés)

Share