Diálogo-ficción sobre realidad recreada y no menos surrealista entre inmigrante y guardia civil en las costas de Gran Tarajal (Fuerteventura):

¿Qué pasa, Neeeeeeeeeeeeeng? ¿Hemos arribado al fin a las costas de Barbaaaaaaate?

– Noor, fistro pecatooor, esto en dos palabras es Fuerte y Ventura.

– Es que la noche me confuuunde en las aguas litoraleh

– Papa, llama, que no me sescucha el transmisor.. ¿Eh? ¿Eh? Ah, sín, questán todos nominados.

– No puedooor con el rádar.

(hubo un tiempo en que la referencia era Cervantes… o Serrat)

Lo mejor:

“Todos los inmigrantes se encontraban en buen estado de salud, a excepción de uno de ellos, que tuvo que ser atendido por efectivos de la Cruz Roja porque sufría mareos”.

Más en elmundo.es.

Share