La presión de la RIAA (que aunque suena a carcajada, es más bien para llorar) sobre las plataformas de intercambio de ficheros P2P está comenzando a dar sus frutos. Nada menos que el popular WinMX (es normal que no funcione el enlace) acaba de cerrar sus puertas y eDonkey aún se lo está pensando, a pesar de los rumores que decían que había echado el cerrojo también.

Todo esto ocurre tras la última embestida de las discográficas estadounidenses, que el pasado 15 de septiembre remitieron a los siete sistemas de redes P2P que permanecen abiertos (LimeWare y BearShare también incluidos) un ultimátum del estilo cese y desista.

Una mala noticia, desde luego, acrecentada con la que leíamos hoy acerca de que EEUU comienza a exportar expertos en antipiratería. ¿La guerra preventiva llega al P2P?

Vía BetaNews. X-Blog y Error 500 hablan del tema también.

Share