Pizca Laforet me ha regalado el nombre de Mangas Verdes en persa:

astinha ye sabz

Y, en justa correspondencia, así lucirá en la cabecera de esta bitácora durante todo el santo día.

“Astinha ye sabz”, así sonaría al citarlo. Si quieres saber algo más, date una vuelta por Persasencilla.

Share