Wordpress.com

Nelson Rodríguez-Peña ha tenido un gesto importante de ésos que no se ven muy a menudo. Como muchos de nosotros, ha recibido una invitación para WordPress.com, pero ha llegado a la conclusión de que no va a poder dedicarle demasiado tiempo a crear una nueva bitácora y que hacer uso de la misma supondría dejar fuera a alguien a quien realmente sí le haría falta.

Así que Nelson me ha enviado un correo y me ha ofrecido desinteresadamente la invitación:

“Pensé que a ti te podría interesar la invitación (para ti o para que dispongas de ella) a propósito de cmsbitacoras… si te interesa, avísame y te la envío como donación a tu proyecto. Ya sabrás lo preciadas que son estas joyitas”.

Pues bien, el caso es que acepté gustosamente, pero tras recibirla me he estado debatiendo en un mar de dudas. ¿Cómo entregar la invitación? ¿A quién debo dársela? ¿Bajo qué criterio?

Me explico: si la invitación fuese mía, no dudaría en dársela a alguien que yo supiera la deseaba o necesitaba. Pero el caso es que si Nelson hubiese querido que se diese a dedo, supongo que ya lo habría hecho él mismo.

Tras darle muchas vueltas, he pensando que lo mejor es que lo decidamos entre todos. Los comentarios están abiertos para proponer fórmulas de entrega de esta invitación, y de cualquier otra que pudiera llegarme. De hecho, incluso me estoy planteándome ceder mi espacio en WordPress.com, porque, una vez chequeado, tampoco estoy ahora mismo para atender nuevas bitácoras y es más que probable que alguien la necesite más que yo.

Lo dicho, los comentarios están abiertors para proponer fórmulas, ceder invitaciones e incluso para postularse a obtenerlas. Seguro que entre todos encontramos la manera más justa, original o divertida de corresponder a la generosidad de Nelson.

Share