Esto me lo han mandado por correo y me ha hecho mucha gracia, así que he decidido abrir una categoría para esos polstergeist de a pie que tanto nos gustan y asombran y tan pronto olvidamos.

¿Te atreves a probarlo?

1.- Siéntate cómodamente en una silla o sillón, con los pies tocando el suelo.

2.- Levanta ligeramente el pie derecho y describe círculos con él en el sentido de las agujas del reloj, sin tocar el suelo en ningún momento.

3.- Sin parar de mover el pie, dibuja un 6 en el aire con tu mano derecha.

4.- Ajajá… tu pie ha cambiado de dirección. Y, por mucho que repitas el experimento, no podrás impedir que lo haga.

Moraleja: el número 6 es de izquierdas.

Share