Me han gustado mucho los cinco consejos de Joi Ito para el blogger que comienza (Blogging style), aunque creo que son aplicables a todo blogger, novel o veterano. Tres conceptos básicos: humildad (no confundir con falsa modestia o papanatismo), opinión (mojarse es fundamental) y comunidad (conversación al máximo nivel). Te dejo aquí la excelente traducción que ha hecho Enrique Dans:

A) Probablemente seas estúpido. Bueno, tal vez no estúpido, pero como mínimo ignorante. Normalmente serás la última persona en darte cuenta de que no eres tan inteligente como pensabas. Asume que siempre alguien pensará que eres estúpido y que amablemente te lo señalará en los comentarios. Intenta prevenirlo asumiendo que eres estúpido y estás desinformado. En otras palabras, sé humilde y no intentesescribir cosas concluyentemente sabias. Empieza discusiones en las que alguien más listo que tú pueda intervenir fácilmente.

B) Necesitas ayuda para pensar. Haz hincapié en las partes que te cueste más entender, y pide a la gente que te ayude a pensar. Muchas de las personas que comentan en mi blog están en realidad ayudándome a pensar. En otras palabras, no digas “bla, bla, bla… soy una autoridad en esto o en aquello, ahora podéis hablar entre vosotros mientras yo voy a darme unas palmaditas en el hombro”, sino “escuchad, no soy demasiado listo, y hay algo a lo que he estado dando vueltas y he llegado hasta aquí… ¿alguien me echa una mano?”

C) Toma partido. Para neutralidad, ya está la Wikipedia. Los blogs deben ser puntos de vista. Siempre puedes asumir que te equivocaste más adelante. Las entradas sin toma de posición son aburridas, y la gente suele comentar menos. Un “esto es lo que la gente dice sobre la Web 2.0” es mucho menos interesante que “Creo que la palabra Web 2.0 es estúpida”. Eso sí, recuerda las reglas 1 y 2.

D) Vincula. Lee otros blogs antes de escribir. Vincula todo lo que puedas. Trata de participar en la conversación, en lugar de pontificar.

E) Escribe pronto, escribe mucho. No esperes a que tus ideas estén maduras o completas. Cuando sientas algo de inspiración, sácala por la puerta rápidamente, después ya actualizarás la entrada o escribirás otras a medida que la historia se desarrolla.

Habiendo dicho todo esto, digamos también que no sigo mis propias reglas, como en esta misma entrada. Pero estos son también los consejos que me daría a mí mismo… “

Lo suscribo punto por punto, aunque quizá discrepe algo en el apartado E). Añadiría algo de reflexión y sensatez a la hora de postear, aunque “no esperes a que tus ideas estén maduras o completas”. Si el contenido del post es pura “inspiración”, vale; pero si se trata de aspectos informativos o delicados, se me antoja indispensable la reflexión, el contraste y la documentación. Ampliables, desde luego, con las actualizaciones, pero básicas de entrada para centrar la línea de tu argumentación.

Share